Elección de Guantes

Elección de Guantes:

La elección de los guantes se fundamenta igualmente en la de las capas, si bien en los guantes no es recomendable utilizar más de dos capas.

La razón principal es la diferencia en el tacto, comodidad y libertad de movimientos.

Podemos clasificar los guantes en tres tipos:

Protección mecánica:

Son utilizados en trabajos verticales, escalada, descenso de barrancos, espeleología… su función principal es la de proteger de roces y elementos punzantes o ásperos.

Frecuentemente son de cuero, puesto que demuestra ser uno de los tejidos más resistentes y con un tacto agradable.

Protección térmica o segunda capa:

Su función principal es aportar calor, corresponden a una segunda capa (la primera capa en guantes no se utiliza)

Pueden incorporar membranas, tratamientos o acabados para una protección contra el viento o agua, de todas formas siguen comportándose como una segunda capa, puesto que no suelen ser impermeables (excepto si tienen membrana impermeable)

Suelen ser los utilizados en tiempos fríos o ventosos, y suelen ser elásticos, ajustados y de tejidos poco gruesos, para permitir una libertad de movimientos muy amplia y un tacto preciso que permita la manipulación de herramientas, instrumentos de orientación o piolets y bastones.

Protección contra viento y agua o tercera capa:

Utilizados como complementos de los guantes de protección térmica o de segunda capa, en condiciones frías.

La ventaja es su protección total contra el viento o el agua (incluido la nieve), pero su inconveniente es el poco tacto que aportan, el gran volumen que ocupan y la evacuación de la humedad, que aún siendo de membrana impermeable-transpirable, tienen una transpirabilidad menor que los de segunda capa.

Estos tipos de guantes sobre todo, tienen ajuste en la muñeca y en el antebrazo, para evitar la entrada de nieve y agua, además suelen cubrir la muñeca y parte del antebrazo.

Los tejidos ideales son por tanto aquellos que sean impermeables pero al mismo tiempo transpirables, de este binomio tan complicado, se derivan las numerosas investigaciones y avances alcanzados recientemente y por tanto se explica el precio elevado de estos tejidos, principalmente para poder sufragar las investigaciones tan complejas.

Todo tejido que cumpla dicho binomio, en la actualidad tiene límites de impermeabilidad, es decir al tener la capacidad de ser porosos o evacuar la humedad desde el interior hacia el exterior, al sufrir una presión determinada por la humedad desde el exterior, llegan a un límite donde esta termina penetrando, lo que conocemos por “calar”

Para medir la impermeabilidad o la resistencia al agua de un tejido se mide con pruebas de laboratorio como la de Schmerbereg o columna de agua.

Se trata de colocar un cilindro (a modo de columna) encima del tejido y llenarlo progresivamente de agua, hasta que el agua penetre o “cale”, entonces se mide la altura del nivel de agua respecto del tejido y se aportan los resultados.

Se acepta generalmente que un tejido es impermeable cuando supera los 1000mm de agua (aunque la norma ISO establece el mínimo para la impermeabilidad en 15000mm), pero las prendas actuales consiguen unos resultados impresionante superando los 20000 mm.

Para medir la transpirabilidad de los tejidos se utiliza un test llamado RET (Resistant to Evaporation Transfer) mide la resistencia de los tejidos a dejar pasar el vapor de agua (producido normalmente por el sudor) es decir, la transpiración. Cuanto menor sea este valor, mejor es la transpirabilidad.

Para conseguir prendas impermeables y al mismo tiempo transpirables, los fabricantes recurren a diversos tratamientos:

1-Hidrofugados:

Se trata de un tratamiento de inmersión en productos químicos de los hilos y consiguen que estos no absorban agua, el resultado es una resistencia al agua muy leve, apenas 100-500 mm, por lo cual no se les considera impermeables sino resistentes al agua.

Este tratamiento se pierde rápidamente con los lavados, por lo que es necesario tratarlos de nuevo con spray hidro-repelentes o hidrofugantes con base de siliconas.

2-Deperlantes:

Se trata de aplicar un brillo, basado en un producto plástico o siliconado, que impide que el agua se pare sobre el tejido, es decir, tratan de que el agua resbale sobre el tejido y así no tenga tiempo de penetrar.

Si bien este tratamiento por sí solo no aporta una impermeabilidad sino una simple resistencia leve al agua.

Es un tratamiento muy utilizado conjuntamente con las membranas laminadas, para evitar que las gotas de agua exteriores obstruyan los poros y permitan la transpiración del tejido.

Este principio fue descubierto y está inspirado en la deperlancia natural de las plumas de los patos los cuales consiguen ser impermeables por el mismo principio.

3-Laminados:

Se trata del tratamiento estrella, utilizado generalmente con las membranas.

Consiste en adherir una lámina o membrana plástica (como el Gore-Tex, Windstopper…) que presentan una cara interior que atrae y transporta la humedad a la cara exterior que repele la humedad y evita la entrada de agua.

Tan solo existen algunos tejidos muy impermeables, como el pvc, sin embargo esa impermeabilidad es en ambos sentidos, es decir, que no transpiran tampoco por lo que no son recomendadas excepto para utilización en deportes náuticos.

Acabados de los laminados:

Las membranas laminadas consiguen ser el tratamiento estrella e ideal de los tejidos aportando una impermeabilidad alta, una resistencia al viento total y una transpiración adecuada.

Podemos distinguir dos tipos de membranas según su estructura:

3.1-Microporosas:

Se trata de una membrana con una estructura de microporos (el caso de Gore-Tex: membrana de teflón expandido o politetrafluoretileno expandido o PTFE), tan grandes como para dejar pasar la molécula de vapor de agua (700 veces + grande en el caso de Gore-Tex) y tan pequeños para impedir la entrada de la molécula de la gota de agua (20000 veces + pequeño con el Gore-Tex)

Como acabado general se hablan de capas, puesto que la membrana por sí sola es demasiado débil como para formar un tejido y por otra parte los tejidos que se adhieran a dicha membrana determinarán su rendimiento.

Lo mínimo serán 2 capas, que será tejido exterior y membrana en la parte interior, cuanto menor sea el número de capas, mayor será la transpirabilidad y menos peso tendrá la prenda, sin embargo, el deterioro y la fragilidad de la prenda se verá también aumentada.

Normalmente las prendas suelen ser de 2.5 capas, lo que quiere decir que se componen de un tejido exterior, la membrana y un forro interior que cuenta como media capa.

Y las prendas sometidas a esfuerzos, desgaste y zonas más abrutas son aquellas que tienen 3 capas, tejido exterior, membrana y tejido interior, si bien consiguen unos resultados menores de transpiración, un peso, rigidez y volumen mayor, su desgaste se minimiza y su duración se prolonga considerablemente.

El tejido exterior aporta gracias a su tratamiento de hidro-repelencia el deslizamiento de la gota de agua y por tanto evita que esta obstruya el poro, para permitir la transpiración

Este tratamiento se ve deteriorado por los lavados y por el simple uso, es por ello que tras un tiempo de utilización de la prenda y sobre todo cuando observemos que el agua penetra o cala, deberemos de volver a tratarla con un spray hidro-repelente

3.2-Poliméricas:

Se trata de tejidos que basan su funcionamiento en la estructura de los capilares o hilos del tejido, la parte interior estará constituida por hilos gruesos y poco numerosos que permiten la absorción del vapor de agua, transmitiéndolo al tejido exterior por capilaridad al ser más fino y numeroso, impidiendo al mismo tiempo que el agua lo penetre. Así permite la transpiración al ser el tejido interno hidrófobo o repelente al agua.

También se engloban dentro de este tipo de membranas aquellas que están constituidas por un proceso de encadenamiento molecular de dos elemento, uno interior que absorbe el agua (sudor) y otro que lo repele al exterior e impide que penetre el agua.

Suelen ser más elásticas y al no tener poros tienen una columna de agua mayor, sin embargo su transpirabilidad es inferior a las microporosas. (Ejemplo Sympatex)

mosque MARCAS CON LAS QUE TRABAJAMOS

  • altus
  • asolo
  • beal
  • berghaus
  • bestard
  • boreal
  • camel
  • camp
  • cebe
  • charko
  • deuter
  • edelweiss
  • faders
  • ferrino
  • fixie

LOCALIZACIÓN

Puede localizarnos a traves de:

Av.Diputación Provincial 14Bajo
El Bosque (11670),Cádiz
cumbresdelsur@outlook.es
654907448
654907448

REDES SOCIALES

facebook

LINKEDIN

twiteter

YOUTUBE

GALERIA

Nº de registro de Turismo Activo AT/CA/00270

Copyright © 2014 CUMBRES DEL SUR.Diseñado por DWC