Elección de Mochilas

Elección de mochilas

Para elegir una mochila, el primer elemento a tener en cuenta, es la capacidad de la mochila, se pueden clasificar en tres categorías:

Hasta 25 Litros:

Recomendables para pequeñas excursiones o desplazamientos con poco material.

Desde 26 hasta 50 Litros:

Recomendables para excursiones de un día o varios, o desplazamiento con bastante material.

A partir de 50 Litros:

Recomendables para excursiones de varios días o trekking, que requieren transportar mucho material, o para viajes de “mochileo”

Exigencias Técnicas:

Las diversas funciones que debe de cumplir una mochila se ven mas o menos afectadas según el tipo de actividad, pero en general a todas les afectan de alguna manera, las principales son:

Transpirabilidad:

Una mochila convencional, se apoya directamente sobre la espalda y al ser un tejido poco transpirable ni ventilado, impide la transpiración natural de la espalda, por lo tanto una mochila adecuada es aquella que permite una buena transpiración de la espalda.

Esto se consigue con distintos mecanismos:

Canales de aireación:

Consiste en una espalda acolchada la cual tiene zonas sin acolchado a modo de canal, para que el aire pase y permita transpirar.

Acolchado hueco:

Consiste en un acolchado que está formado por fibras rígidas, a modo de “estropajo” hueco y poroso que permite la transpiración.

Malla de aireación:

Consiste en una malla de aireación tensada con la  estructura rígida de la mochila, a modo de arco de tensión, para separar la estructura de la mochila del cuerpo, el apoyo se produce sobre la malla que permite una transpiración ideal y esta distribuye el apoyo sobre la estructura de la mochila alejándola del cuerpo y permitiendo el flujo libre de aire. Se trata de una tecnología ideal, además por que se produce un apoyo perfecto en el que no notamos las aristas y elementos duros que llevamos en la mochila.

Sujeción lumbar:

La sujeción con un cinturón lumbar no solo aporta un ajuste más estable y cómodo sino que además consigue liberar peso de los hombros para cargarlo sobre la cadera, de hecho se recomienda que el apoyo del peso se realice a un 60-70% en cadera y 40-30% hombros, teniendo un apoyo estable en todo momento.

Sujeción pectoral:

La sujeción con un pequeño cinturón desde cada una de las “asas” de la mochila consigue un ajuste más cómodo, estable y seguro, consiguiendo que las “asas” no tiendan a desplazarse hacia el exterior del cuerpo.

Apertura frontal:

La apertura por la parte delantera de la mochila agiliza el acceder a cualquier objeto, puesto que la apertura superior, es frecuentemente lenta y trabajosa.

Correas de compresión:

Consiguen ajustar y reducir el volumen, para conseguir que la mochila cuando no esté cargada al completo, poder ajustarla para evitar que el contenido no oscile y se mueva dentro de la mochila.

Protección dorsal:

Algunas mochilas tienen una protección dorsal rígida, pero que permiten una movilidad amplia, para proteger la columna vertebral y la espalda de posibles golpes por caídas en deportes de riesgo, como el ski, mountain bike…etc.

Funda impermeable:

Algunas mochilas vienen provistas de serie con la funda impermeable, necesario para la lluvia, para evitar que la mochila se moje y sobretodo su contenido. Esta funda se puede conseguir por separado.

Apertura bolsa de agua:

La mayoría de las mochilas actuales incorporan una apertura en la parte superior, para poder pasar el tubo de la bolsa de agua, además de un doble fondo en la parte interior dorsal, para albergar dicha bolsa de agua o “Camel back”

Cintas porta-material:

Las cintas exteriores permiten portar diversos materiales, que son imposibles de llevar en el interior y que recurrimos a veces a llevarlos en la mochila, como los piolets, bastones, esquís, cascos, material duro de escalada…

Regulación de los tirantes:

Además de la regulación tradicional de los tirantes de hombros, una opción generalizada en las mochilas, es la regulación de la “talla”, consiste en un ajuste integral de los tirantes respecto de su unión con la estructura, que puede desplazarse para ajustar la distancia entre tirantes y cinturón.

Proporcionan un ajuste óptimo, cómodo y seguro.

Estructura:

Consiste en el “bastidor o chasis” de la mochila, generalmente de algún materia rígido, se considera algo esencial, para mochilas de tamaño medio y grande, mientras que en mochilas muy pequeñas se puede carecer del mismo.

Consiguen transmitir el apoyo del cinturón lumbar y hacer de la mochila un elemento estable y cómodo.

Evitan la molestia típica de las mochilas simples convencionales que se pegan a toda la espalda y oscilan con el movimiento, además de las de rejilla permiten que este sistema funcione y nos evite el contacto con el contenido de la mochila, a veces doloroso e incómodo

mosque MARCAS CON LAS QUE TRABAJAMOS

  • altus
  • asolo
  • beal
  • berghaus
  • bestard
  • boreal
  • camel
  • camp
  • cebe
  • charko
  • deuter
  • edelweiss
  • faders
  • ferrino
  • fixie

LOCALIZACIÓN

Puede localizarnos a traves de:

Av.Diputación Provincial 14Bajo
El Bosque (11670),Cádiz
cumbresdelsur@outlook.es
654907448
654907448

REDES SOCIALES

facebook

LINKEDIN

twiteter

YOUTUBE

GALERIA

Nº de registro de Turismo Activo AT/CA/00270

Copyright © 2014 CUMBRES DEL SUR.Diseñado por DWC